“2018, Año del 190 Aniversario de la Universidad Autónoma del Estado de México”

Dirección de Infraestructura Académica

Titanomaquia

Mitología griega:

La mitología griega es seguramente de las más populares, este conjunto de relatos hablan sobre sus dioses y héroes, relacionando estrechamente la relación entre los hombres y la parte humana de cada una de sus divinidades. Aunque también explican los rituales, religión, cultos y parte de su entendimiento de la naturaleza del mundo. Este tipo de literatura fue muy utilizado en la antigua Roma, y por filósofos que, por medio de esta mitología, reflexionaban sobre el hombre y la sociedad.

Titanomaquia

En la mitología griega, uno de los principales relatos es el de la Titanomaquia, la lucha entre los olímpicos y los titanes.

Apenas fueron creados Cielo y Tierra, un dios cruel se apoderó de ellos. Se llamaba Cronos. Se mostró tan afanoso de poderío, que hizo matar a traición a su mismo padre, Urano, porque temía que éste intentara destronarlo.

Pero tampoco después de este delito se sintió tranquilo Cronos. Un oráculo le había predicho que uno de sus hijos llegaría a ser algún día rey del Olimpo, destronándolo a él.

La esposa de Cronos, llamada Gea, se sintió feliz cuando dio a luz un hermoso niño. Lo presentó al marido para que lo acariciase, pero éste, temiendo que se cumpliera algún día la predicción del oráculo, devoró al niño.

La escena se repitió varias veces. Cada vez que nacía un hijo de Cronos, el cruel soberano del Cielo y de la Tierra lo devoraba, sin preocuparse por las protestas de su esposa.

Ésta, disgustada por tantos infanticidios, pensó salvar al hijo próximo a nacer y recurrió a las ninfas del bosque. Les pidió a éstas que se llevaran al recién nacido y lo cuidaran lejos del Olimpo.

Una gruesa piedra envuelta en blancos pañales sustituyó en la cuna a Zeus, que así se llamaba el niño.

Zeus creció fuerte y vigoroso en el bosque, rodeado de los cuidados de las ninfas y de los Coribantes, sacerdotes de la diosa Cibeles, uno de los nombres de Gea, Rea o Era. Cuando llegó a la edad adulta, el joven conoció la historia de su nacimiento y de los infanticidios de Cronos. Juró entonces poner fin al despiadado imperio de su padre, y para ello desencadenó a los titanes, gigantes que estaban encadenados desde hacía miles de años en las profundidades de oscuras cavernas.

No todos los titanes se aliaron con Zeus; muchos se pusieron de parte de Cronos. Durante largos años, la lucha fue tremenda. Los combatientes se arrojaban enormes rocas, que provocaban grandes sacudimientos sobre la Tierra.

Dado que la lucha seguía indecisa, Zeus pidió ayuda a los Cíclopes. Éstos eran gigantes que, encadenados en talleres subterráneos, forjaban rayos. El hijo de Cronos prometió liberarlos de las cadenas si estaban dispuestos a ponerse a su servicio, y ellos respondieron:

-Señor, estamos de tu parte y te obedeceremos.

Los rayos de los Cíclopes fueron más eficaces que las rocas arrojadas por los titanes adversos, y éstos fueron arrojados al triste reino de los muertos.

Zeus pudo entonces, dominar en el Cielo y en la Tierra, sobre los hombres y los dioses, regulando el curso de los astros desde la cima del monte Olimpo.

Esta pintura muestra la escena final, cuando ha terminado la lucha. Generalmente las pinturas que ilustran algún tipo de batalla representan al vencedor arriba y al vencido abajo, en este muro los podemos apreciar invertidos: Atenea, Afrodita, Hefesto devastados por la batalla pero victoriosos aparecen en la parte baja, a la izquierda y de manera aislada se muestra el poderoso Dios Zeus con su rayo. En la parte superior atrapados en el monte tártaro los Titanes en vueltos en una especie de mucosidad o telaraña: encabezados por Cronos quien fue apoyado por los Titanes: Hiperión, Japeto, Crio, Ceo y Océano, entre otros. Los titanes son los hijos de los dioses Urano (dios del cielo) y Geo (diosa de la tierra).

1: Zeus (Olímpicos)

Zeus es el padre de los dioses y los hombres, que gobernaba a los dioses del monte Olimpo, como un padre a una familia, de forma que incluso los que no eran sus hijos naturales, se dirigían a él como tal. Era el dios del cielo y el rayo, mismo que recibió como muestra de agradecimiento por parte de los Cíclopes. Zeus era el dios máximo del Olimpo, su atributo fundamental era el rayo, mediante el cual se manifestaba cada vez que quería demostrar su fuerza, enojo y voluntad, elemento que lo caracteriza en el mural.

Los doce olímpicos ganaron su supremacía en el mundo de los dioses después de que Zeus llevara a sus hermanos a la victoria en la guerra contra los Titanes.

2: Los caracoles

Los caracoles a su alrededor son una simbología del tiempo y su relatividad. Si bien, en muchas culturas se les asocian con elementos negativos, como la pereza y lentitud, en otros relatos se muestra a estos animales como astutos, con un propósito en la naturaleza. Ese ejemplo puede ser transportado a la literatura, pues si bien para algunos los relatos antiguos parecerán carentes de sentido en la actualidad, en realidad estos tienen moralejas que perduran en el tiempo y las sociedades. En el mural hacen referencia al filosofo griego que habla del devenir del tiempo “No podemos bañarnos dos veces en las mismas aguas del río” nos dice Heráclito de Éfeso. Y este movimiento retorna eternamente sobre sí mismo.

3: Literatura

La mano representa a la literatura, que con sus lenguas en los dedos nos va narrando los mitos y leyendas, transportándonos a mundos fantásticos donde el único límite es la imaginación.

4: Hefesto (Olímpicos)

Hefesto es el dios del fuego y la forja, así como de los herreros, los artesanos, los escultores, los metales y la metalurgia. En el mural está representada la herrería y las armas como la guerra en el campo de batalla.

5: Hiperión (Titanes)

Hiperión, su nombre significa “el que caminan en las alturas”, es el dios de la luz. Él tenía el poder del sol y era considerado el pilar del este. Es un Titán, hijo de Urano y Gea.

6: Afrodita (Olímpicos)

Afrodita es la diosa de la belleza, el amor, el deseo y la reproducción. En el mural se observa como los vencidos envuelven a Afrodita, en una mucosidad que es incluso repulsiva, haciendo contraste con los elementos con los que generalmente es representada, así como el hecho de verla recostada como muestra de su agotamiento inclusive con una herida en su costado, ¿es la belleza transgredida todo el tiempo?

7: Cronos (Titanes)

Cronos era el principal de los dioses de la primera generación de Titanes, era el más poderoso y el dios Titán devorador. Él era el patrono de la cosecha y llevaba una hoz de gran tamaño. La hoz fue hecha por su madre y Cronos era el único hijo dispuesto a usar la hoz para castrar a su padre Urano. Se convirtió en el Titán gobernante y utilizó la hoz para causar destrucción en el cosmos. Se le llamaba el devorador porque comió a sus hijos para que no fueran capaces de destruirlo. Un niño sobrevivió porque Cronos fue engañado para comerse una piedra en su lugar. Ese niño, Zeus, más tarde conduciría a la guerra de los titanes, descendientes divinos de Gea y Urano. Cronos derrocó a su padre Urano y gobernó durante la mitológica edad dorada, hasta que fue derrocado por sus propios hijos: Zeus, Hades y Poseidón, y fue encerrado en el  monte Tártaro. En el mural aparece con el rostro mas grande con dos elementos muy importantes la hoz y un engrane en el costado derecho de su cara cerca de su ojo, que representa la tiempo.

8: Japeto (Titanes)

Era un titán hijo de Urano y Gea, padre de Atlas, Epimeteo y Prometeo, a través de los cuales fue ancestro de la raza humana, dios de la mortalidad, Japeto tenía poder sobre la esperanza de vida de los mortales. Sus hijos, Prometeo y Epimeteo, crearon al hombre y a los animales mientras que Japeto controlaba su tiempo de vida. En este muro se le puede ver con la quijada desencajada, con la mirada perdida y con un color putrefacto de algún modo asociándolo con elementos mortuorios.

9: Crío (Titanes)

Crío era uno de los Titanes, hijo de Urano y Gea. Crío era el dios de las constelaciones y tenía poder sobre las estrellas y el cielo nocturno. Fue desterrado al Tártaro junto con sus hermanos. Se le puede observar mirando al horizonte a un costado de Japeto, por encima de Ceo, en la parte superior derecha del muro.

10: Ceo (Titanes)

Era el Titán dios del conocimiento y tenía el poder de la inteligencia, hijo de Urano y Gea. Con su hermana Febe, Titánide del brillo y la luna, fue padre de Leto y Asteria, fue abuelo de Artemisa, diosa de la caza, y Apolo, dios de la luz y la música. Lo podemos apreciar con sus multi-ojos que representan justamente el conocimiento y la inteligencia.

11: Océano (Titanes)

Océano, que en la mitología griega es el océano mundial, era personificado como un Titán, hijo de Urano y Gea. Se representa con frecuencia con el torso y brazos de un hombre musculoso con barba larga y cuernos, aunque en el mural no es representado con estos elementos, es mas bien una figura pequeña que se incorpora de manera muy sutil y monocromática a la composición. Casi al centro de los Titanes.

12: Atenea (Olímpicos)

Atenea es la diosa de la guerra, civilización, sabiduría, estrategia, de las artes, de la justicia y de la habilidad. Una de las principales divinidades del panteón griego y una de los doce dioses olímpicos. En el mural esta diosa estratega de guerra y el ojo de la sabiduría está representada con los elementos de la guerra biológica contemporánea como tatuajes en su cuerpo e inclusive en un post-it el cual contiene los símbolos de Biohazard y radioactividad, todos estos nuevos símbolos como elementos cotidianos asociados a nuestro contexto social y en nuestro momento histórico bélico, también podemos apreciar como en su pierna flexionada se forma un triangulo que incluye un ojo (illuminati) que todo lo ve, representando a la guerra estratégica. También podemos apreciar como de ella surge el material que envuelve a los Titanes y con el cual son vencidos y encerrados en el monte Tártaro.

El monte Tártaro

En la mitología griega es un lugar desolado y de sufrimiento, utilizado como prisión para los Titanes, se encuentra en lo más profundo del  inframundo.

Para el autor del mural Ulises Gutiérrez Bonilla este monte es representado como una isla rodeada por el  siempre imponente mar que cautiva a todos con su belleza, al mismo tiempo que exige admiración, también exige respeto,  así como las piedras en la parte baja  que sostienen a los Olímpicos y Titanes representan los cráneos de todos aquellos gigantes y ciclopes que participaron en esta larga y épica batalla o bien pueden ser los fragmentos de roca que arrojaban los Titanes.

Esta representación de lucha de poderes es un elemento atemporal que en todos los niveles y en todas las regiones y situaciones se repite constantemente, como parte de nuestra naturaleza humana, la lucha por la supremacía absoluta.

Aísthesis Lecto

Amaterasu

Díada

Drakon

Euridice

Ixquic

Mayahuel

Nórdico

Teotlcihuatl

Tlanchana

Autor

Créditos

Principal